martes, 17 de agosto de 2010

Cuerpos anónimos

Muchas veces, el tiempo que existe entre un tango y otro sirve para la conversación, conocer a la pareja o el chamuyo directo.

¿Cómo te llamás? ¿De dónde sos? ¿Venís a menudo por acá? Nunca te había visto antes. Qué lindo que bailás. ¿Dónde aprendiste? Yo soy profesor, ahora te doy mi tarjeta. ¿Hace sólo un año que bailás? Nena, tenés un gran futuro en el tango, si tomás clases conmigo. ¿No querés hacer una gira conmigo? ¿Qué te parece si luego vamos a desayunar juntos?

Etc. etc. etc.

La otra noche, sin embargo, me tocó bailar con alguien con quién no intercambié ni una palabra. Me sacó cabeceando. Ni bien me coloqué en la pista, me abrazó y empezamos a bailar, sin decir nada. Entre tango y tango, apenas nos mirábamos. Bailar con él no era ni fu ni fa. Ne le pregunté su nombre, no me preguntó el mío. Terminaba un tango, rompíamos el abrazo, y apenas tres segundos después, nos volvíamos a abrazar, de manera casi automática.

Durante 10 minutos, mi cuerpo estuvo completamente pegado al de otro, nuestras piernas se entrelazaban como en una metáfora sexual (¿qué otra cosa es el tango sino una metáfora sexual?); sentí su respiración, sus olores corporales, su perfume; su sudor se mezcló con el mío, pero no conozco ni su nombre, ni su nacionalidad, ni siquiera el sonido de su voz, porque el "gracias" final fue más otro cabeceo, como respondiendo al primero, que otra cosa.

Y pensé que el tango tiene esos momentos insólitos, en que nos abandonamos completamente contra al cuerpo de otra persona, anónima y desconocida, y que lo seguirá siendo después de compartir esos 10 minutos de total y absoluta intimidad.

Es probable que nunca lo vuelva a ver.  Es más, ya me olvidé de su rostro. No importa. El tango permitió, por unos instantes, conectarme con otra persona, aun sin palabras. Esto es lo que vale.
.

22 comentarios:

Javier Sarlo dijo...

Me encantó..

Es cierto, hay veces en donde solo basta con eso, 4 tangos, un momento efímero en el tiempo pero perdurable en la memoria.

Te pido permiso para publicarlo en mi facebook como una nota, refiriéndome a tu blog, si no te molesta.

Salu2!!

Una Milonguera dijo...

No hay problema, podés usarlo si mencionás la fuente.
¡Gracias y saludos!

un milonguero dijo...

Para mi eso no es tango , es tangofacebook : cuerpo sin nombre y sin palabras es como nombre sin cuerpo ,palabras sin cuerpo , es una enfermedad del corazon. Tango es pura vida no es schizophrenia del mundo actual...

patadura dijo...

puede ser sólo era mudo ?

Tango en Valladolid dijo...

Pues para mi eso es tango en estado puro. Cuando se sabe conectar de forma profunda con otra persona a través del tango, se sabe todo de esa persona. Todo lo importante, claro.

mediatango dijo...

Sin embargo para mi eso es tango en estado puro. Cuando se ha aprendido a conectar a través del tango de forma profunda con otra persona, se sabe todo de esa persona. Todo lo importante, claro.

Anónimo dijo...

Y mas... eso es tango de muertos vivos...
Hay que crecer... para ser mas humanos.El baile te dice quien sos.Que lastima usar el tango para eso...

Dandy dijo...

"...El "chamuyo" sobre el tango es inversamente proporcional a las noches de milonga que llevás sobre el lomo..."

Anónimo dijo...

Claro pero puedes bailar una vida y mas y bailar sin alma...el tiempo no importa en este caso ni el "chamuyo"
hay algo mas y eso es el "abrazo perfecto"...

Dandy dijo...

Cuando me refiero a chamuyo lo digo porque muchos creen haber encontrado la piedra filosofal en el tango.
Para mi el baile es, en última instancia, un evento social y popular.
Me imagino a los viejitos que iban a bailar de los clubes del barrio...
Se deben de cagar de risa de muchas de las cosas que se leen y escriben.

Anónimo dijo...

El tango puede ser popular y filosofico , porque no?

Anónimo dijo...

Esto es como todo. Los que no son capaces de traspasar "una linea" siempre se cargan de risa viendo lo que dicen los que han llegado al otro lado. Pura impotencia. Cada uno entiende el tango como quiere, naturalmente. Pero hay escalafón.

Dandy dijo...

Me resulta interesante lo del escalafon...
¿Cuales serían las distintas categorías del mismo ?

Anónimo dijo...

Hay escalafón. Tengo un vecino que pinta bodegones y se caga de risa cuando ve pinturas de Kandinsky o de Munch, por ejemplo. El escalafón no es más que un mecanismo que determina en qué forma te acercas y vives en un acontecimiento, si lo haces de forma epidérmica o no. Pero como te digo, todo está bien. Lo curioso es que los que han pasado "la línea" no se suelen cagar de risa con los que se han quedado al otro lado.

Dandy dijo...

Anonimo : Por tu redacción infiero que no sos porteño.
Aunque tengo curiosidad por conocer como son la milongas en otras partes del mundo, lamentablemente, solo conozco las de Buenos Aires.
Aqui hay dos mundos paralelos que conviven pacificamente.Por un lado están los bailarines, que tal vez si estén mas preocupados por analizar en profundidad los aspectos técnicos de la danza (aunque muchos de ellos coinciden en que la milonga no es el ámbito adecuado para efectuar dicho análisis).
El resto de los mortales vamos a la milonga a encontrarnos con(y hacer nuevos ) amigos, comernos unas empanadas y tomarnos unos vinos.
Muchos extranjeros, es justamente esto lo que mas valoran de las milongas porteñas.El aspecto social.Tal vez desde el punto de vista técnico haya lugares donde hasta se baile mejor.No lo sé.
Por eso para nosotros no hay "rayas" por cruzar o escalafones.Bailar bien o mal no te hace mejor persona.
Y a la larga , en un ambiente donde te cruzas 3 o 4 veces por semana , la calidad humana termina siendo lo mas importante.

mediatango dijo...

Y sí, no soy porteño, ni siquiera argentino. Tampoco siento una gran pasión por lo que tú llamas bailarines. Bailar mejor efectivamente no les hace mejores personas (a veces les hace peores).Es difícil de explicar pero con lo de "la línea" me refiero a otra cosa. Por seguir con mi vecino con otra mentalidad él podría seguir encantado pintado bodegones y dejar de mirarse el ombligo. Bailar tango sorprendentemente tiene una serie de mecanismos corporales muy similares a las disciplinas orientales. Ese potencial de conexión es lo que hace que se baile tango en todo el mundo. Los aspectos técnicos no son lo más importante pero si pueden ser muy perturbadores. Por aquí se dice que el fútbol lo inventaron los ingleses, pero ahora se juega en todo el mundo y en cada lugar se ha adaptado, en ningún sitio se juega igual, pero todo es fútbol y hay escalafón.

Dandy dijo...

Esta claro que hablamos de cosas distintas...
Yo empecé bailando tango...pero fue asi como descubrí "la milonga".
Eso fue revelador...va mas allá del baile en si .
Alli tenés todo.Tango,amigos, novias, ex novias, futuras novias, etc.
Para que te dés una idea ayer miercoles, dia laborable en la Argentina, fue el cumpleaños nro 5 de una milonga que se llama "La Bruja" en El Beso.La gente bailó y se divirtió hasta las 4 am.
La verdad que la sensación fue la misma que estar en el cumple de un amigo.
Por lo que cuenta "una milonguera" en este blog , ese espiritu es dificil de recrear fuera de BA.Por eso , para mi , el baile pasa a un segundo plano.

mediatango dijo...

Ya entiendo… para ti lo trascendente de la milonga es que soluciona tus necesidades emocionales. Bien, por aquí puede haber algo de eso pero como es obvio culturalmente hay otras formas de relación y de rellenar carencias.
Es verdad que no todos, pero dentro de la fauna que merodea por las milongas de Europa, existen personas que han descubierto en el tango un complejo sistema de comunicación y de conexión diríamos con calado, que además no tiene por qué implicar otras cosas (léase relación emocional, amistad o atracción sexual etc.) es simplemente tango. Por eso una tanda puede hacer que 12 minutos sean eternos. Sé que cuando te cruzas 4 o 5 veces por semana es otra historia, como con la persona que sube cada día contigo en el ascensor a la oficina, acabarás tomando un café.
Pero cuando pasas casualmente por Amsterdam, Oslo o San Peteseburgo, el lenguaje hablado no funciona. Y reconoces casi al instante esa gente que ha atravesado la línea y te conectas con ella a través del tango. Y te entiendes. Eso es el misterio del tango.

Una Milonguera dijo...

Me parece, mediatango, que Dandy y vos están hablando de dos cosas totalmente distintas.
Definitivamente el tango se vive de manera diferente en el Río de la Plata y en el resto del mundo.
Creo que realmente son cosas incomparables, y tal vez yo haya cometido en este blog el error de querer compararlos, sin llegar nunca a encontrar puntos en común más allá de la danza y la música (y aún ahí hay diferencias).

mediatango dijo...

Pues no lo sé, Una Milonguera. A mí no me interesa demasiado ir al fútbol sino que lo que me gusta es jugar al fútbol. Yo creo que como todo en la vida lo que hay son sensibilidades. Encontrar la magia que tiene bailar tango requiere un determinado estado corporal y sobre todo un determinado estado mental. Bailar bien tango es ajustar esos dos aspectos. No es nada sorprendente que mi cambio mental sucediese en las milongas de Buenos Aires. Allí hay mujeres que no bailan especialmente bien desde un punto de vista técnico pero que llevan en los genes las verdades del tango. Y las transmiten cuando te abrazan. Esas verdades van más allá de las discusiones al uso sobre bailar tango. Hace poco Cristina Diácono recogía una entrevista no se si era a Lampazo, en la que hablaba sobre esas verdades, decía algo así como “sí, ahora se baila muy bien pero muchas veces falta la raiz”. Luego está ese otro aspecto, el social. Bien, es un aspecto que añade a lo anterior. A mi no me interesa cuando la relación es a la inversa, pero es algo que me sucede a mi claro. No es ni mejor ni peor.
Pero hay escalafón.

Tango Lounge dijo...

Zen puro!

súper blog, Gracias!

Miles de pasajeros... dijo...

No hubiera podido explicar mejor una situación así, espero no te moleste lo comparta con mis amigos acá en México.