domingo, 19 de mayo de 2013

Floreal Milonga

Hace pocos días cumplió dos años Floreal Milonga.

Se trata de una milonga que tiene lugar en el Club Ciencia y Labor, en el barrio de Villa General Mitre, los domingos por la noche. 

Todavía no ha sido invadida por turistas, y espero que siga siendo así. Por eso, exactamente como en el caso de la Milonga del Morán, tardé en escribir una entrada al respecto. Pero es tan, pero tan linda, que no puedo resistir a la tentación de compartirla con ustedes.


Los organizadores de Floreal Milonga, Mariano Romero, Lucila Bardach y Marcelo Lavergata, son justamente los mismos que los de la Milonga del Morán, otra milonga de barrio organizada en un club social y deportivo, en el barrio de Agronomía.

A diferencia del Morán, que se organiza una vez por mes los sábados (cuando empezó, no tenía un día fijo), Floreal Milonga se hace de manera semanal, todos los domingos, también tempranito, a partir de las 21h30, después de la clase de las 20h.

"Abrimos Floreal Milonga por la imposibilidad de tener otro día más en el club Morán", explica Mariano Romero, que también es el musicalizador en ambas milongas. "Salimos a buscar otro club para hacer milonga los domingos".

El resultado es tan logrado como lo fue el Morán: una milonga de barrio, con el espíritu de los bailes de la década de los cuarenta o los cincuenta, que convoca tanto a los vecinos como a los milongueros de otros lugares de la ciudad.

La idea es llevar el tango a los barrios, haciendo un paralelo con el ciclo de Cucuza Castiello y Moscato Luna en el bar de Villa Urquiza El Faro, "El tango vuelve al barrio", en el que se convocó a cantantes de tango en un acontecimiento barrial.

"Allí se llevaban tangos cantados, y nosotros proponemos milongas en los barrios. Estamos totalmente identificados con aquella propuesta", precisa Romero.

"La Milonga del Morán y Floreal Milonga son bien diferentes a mi entender", matiza. "Morán es una milonga grande, donde sí o sí siempre hay shows de artistas, orquestas en vivo y exhibiciones de bailarines. Floreal, al ser más pequeña, tiene como una estética más intimista, hay gastronomía de bodegón y también siempre hay shows."

En una época superficial, de consumo masivo, lentejuelas y mal gusto, ir a bailar a Floreal Milonga es una bocanada de aire fresco, auténtico y diferente. Allí, todo pasa más lento. La gente se toma el tiempo de sentarse, comer los platos caseros, tallarines al huevo, flan, brownies, tomarse un vinito o una cerveza, mirar la pista y bailar con tranquilidad.

Un paréntesis de serenidad en un mundo enloquecido.

Club Ciencia y Labor
César Díaz 2453 - Villa General Mitre
Los domingos a las 21h30, luego de la clase impartida por Marcelo Lavergata y Lucila Bardach (a las 20).
Cómo llegar: Metrobus, y colectivos 34, 63, 109, 110, 113, 135, 162 Y 166
Contacto: florealmilonga@gmail.com y 15 5962 3195