sábado, 20 de febrero de 2010

No quiero esperar a que sea bueno

Las mujeres tenemos un problema: bailar es más fácil para nosotras que para los hombres. Y sí, aunque no lo crean, es un problema. Porque cuando somos principiantes y bailamos con hombres que nos parecen muy buenos, en un santiamén superamos su nivel y ya no nos empiezan a parecer tan buenos. Es más, rápidamente nos empiezan a parecer malíííísimos o a aburrir, porque nuestra evolución es muchísimo más rápida. ¿Por qué? Porque el papel de seguidor es más fácil técnicamente que el papel de líder, así de simple.

Y bueno, hoy una amiga mía ilustró a la perfección esa problemática. Ella empezó a bailar hace ya unos meses, y hace poco, empezó a salir con un chico, que no baila, pero que expresó el deseo de aprender también para poder compartir eso con ella.

Y ella me contó: "Es que yo no quiero bailar con él. Porque el tema es que no quiero esperar a que sea bueno".

Definitivamente, la milonga es cruel.

7 comentarios:

lunapalacios dijo...

Hola Milonguera!
Paciencia, palabra clave, sin diferenciación de géneros.
Tu amiga tiene que meterle todo el amor del mundo a ese hombre que quiere aprender a bailar para bailar con ella...el ego juega malas pasadas....humilde opinión.
No necesariamente es "esperar a que sea bueno" si no hacer cosas para que el sienta la confianza de poder hacerlo. Ayudarlo?
Besote y me alegro de volver a leerte!

giorgio dijo...

Lindo tema, es totalmente cierto, un hombre debe escuchar la musica, pensar la coreo, transmitirsela a su pareja, coordinar sus movimientos con ella, y ademas manejar la pista. Para hacer esto medianemente bien y bailar como uno piensa, lleva de un año a dos. Por eso hay muchas mas mujeres que hombre en las milongas. Entonces el trabajo tiene su premio! ahora hay mujeres para elegir a montones, jeje. Y si uno baila bien, hasta las chicas con 20 años menos nos buscan para bailar, por que si no, se aburren. Asi que tu amiga ya pagara su crueldad cuando el chico baile bien y ella tenga que sacar numero para bailar un tango con el.- La milonga es cruel pero la venganza es dulce!!!!
Ah, milonguera, gracias por volver!!!

Anónimo dijo...

Gracias a tu comentario he encontrado la excusa perfecta para bajar del pedestal a algunas de las "Reinas del tango" que tenemos en nuestras clases..que por cierto luego se quejan de que no vienen hombres nuevos a aprender cuando ellas mismas les espantan...ah! esto pasa en todas las familias!!

Tincho dijo...

Coincido Anonimo. Aunque no creo que debas usarlo solo como excusa. Igualmente creo que a la larga tbn sufren por lo que dice giorgio. Ajoyagua.
Milonguera, un buen tema para investigar/desarrollar. La "revancha". Sl2

dandy dijo...

Coincido en el hecho de que el hombre debe tener paciencia y perseverancia.Y por sobre todo no quemar etapas.Por eso rescato el tema del cabeceo.Si te acercas a la mesa , la mujer tal vez acepte por compromiso, pero en el fondo, no está eligiendo bailar con uno.En cambio, si te busca con la mirada , quiere decir que minimamente sabe lo que uno puede dar.En un lugar donde hay tantos egos involucrados , el perfil bajo, en el largo plazo es negocio.Tarde o temprano uno va logrando acceder a aquellas que alguna vez parecieron imposibles.

julio dijo...

Qué bueno que hayas regresado!, la milonga es cruel para todos. Me acuerdo a las primeras que fui, nadie quería bailar conmigo, había algunas que me miraban con algo de desprecio, pero la perseverancia dió sus frutos, seis años de arduo y continuo aprendizaje me dan el lujo de no sacar a aquellas. Las mujeres tampoco la tienen fácil y creo que es porque todo aprendizaje es duro, un abrazo desde el Perú.

jakilune dijo...

Très intéressante discussion...merci! Oui, l'apprentissage de l'homme est plus difficile pour de multiples raisons qu'il serait intéressant d'approfondir et une des raisons est la question du centre de gravité, l'homme est beaucoup dans le haut du corps et pas assez dans le centre du corps, un peu comme dans le tai chi...
Et puis pour la danseuse experte qui a un amoureux débutant,ce sera l'amour ou le tango... mais pas nécessairement les deux...je lui souhaite bonne chance