sábado, 23 de mayo de 2009

Crónicas parisinas #2

El jueves empezó en París un acontecimiento anual realmente hermoso: la milonga en el borde del Sena.

Desde finales de mayo hasta finales de septiembre, todas las noches cuando no llueve (o sea, seamos honestos, no debe de hacerse la mitad del tiempo, el clima parisino es bastante horrendo...), se organiza una milonga, o más bien una práctica, en una especia de costanera peatonal y arbolada en el borde del Sena.

Debajo de las estrellas, a la luz de los faroles, con los bateaux-mouches que iluminan el lugar cada vez que pasan sobre el Sena y en un ambiente muuuuy romántico (parejas enamoradas que bailan tango, deben bailar allí alguna vez), suenan los acordes del 2x4.

De verdad, el lugar es hermoso y vale la pena ir a conocerlo si tienen el gusto de visitar París.

Sólo que... lamentablemente, el nivel es muy, pero muy bajo. Y termina muy, pero muy temprano. A mí me habían dicho que los sábados terminaba a la 1 de la madrugada, así que llegué a las 23h30. El tiempo de observar la pista, ya se hicieron las 12 y... sonó la Cumparsita a modo de despedida... No sabía que este año cambiaron los horarios...

Entre que no vi a nadie interesante para bailar y que tampoco me dio el tiempo de observar mejor, me fui sin siquiera haber pisado la pista.

Una cosa asombrosa es cómo no se cae alguna pareja al Sena, puesto que no hay ninguna protección entre la pista y el agua.

En fin, de verdad el lugar es hermoso y los parisinos están muy afortunados de poder contar con este lugar todas las noches de verano. Algún día viviré la experiencia de bailar allí con el hombre al que amo.

Por lo demás, es bastante emocionante escuchar los sonidos del bandoneón en el borde del Sena cuando uno se va acercando, llegar al lugar y ver esto:

Photo ® Dominique

Tango sur les Quais de Seine
Square Tino Rossi - Quai Saint Bernard - 75005 Paris
Todos los días de 20h30 a 00h hasta el 20 de septiembre de 2009
Cómo llegar: Métro Jussieu (línea 7 y 10) o Gare d'Austerlitz (línea 5 y 10)
.

1 comentario:

La Tanguera dijo...

Hola--yo tambien tuve la oportunidad, hace un par de anios, de visitar la milonga a orillas del Sena. De verdad que el sitio es precioso, pero la verdad no lo pase bien. Las razones, dos. Primero, como tu, me parecio que no habia mucha gente interesante con quien me interesara bailar. En segundo lugar, tambien note que en las milongas parisinas hay una cierta tendencia de las parejas a continuar bailando juntas muchas tandas seguidas--con poca rotacion de parejas, y poca oportunidad para bailar con gente nueva, como resultado...